Recuperando la biodiversidad nativa con energía solar en los Andes

p-clima

Los peces nativos de los Andes del Perú están desapareciendo. La introducción de peces foráneos, la contaminación y el uso de recursos hídricos para fines industriales o energéticos son las principales causantes de su escasez y de la degradación de los ecosistemas que los albergan, y que a su vez otorgan importantes beneficios ambientales a las comunidades locales.

Este es el panorama de la laguna Aricota, en la zona altoandina de Tacna. Aricota es hogar de peces nativos como el Suche (Trichomycterus rivulatus) y las quebradas tributarias del Carachi (Orestias luteus), que pese al gran potencial productivo y alimenticio que tienen, están desapareciendo.

Juntos por el futuro de Aricota

Esta laguna además ha sido, durante décadas, centro de crianza de especies introducidas, como la trucha que, si bien contribuye con la economía y seguridad alimenticia local, ha depredado o desplazado a parte de la población de peces nativos.

Para hacerle frente a esta situación, la Asociación de Productores de San Pedro está liderando un proyecto para recuperar estas especies a través de prácticas productivas sostenibles. Con la asesoría técnica y acompañamiento del Programa de Pequeñas Donaciones del GEF, bajo la implementación del PNUD, la asociación ha implementado criaderos de reproductores de Suche y Carachi que funcionan gracias a paneles solares.

El siguiente paso será la crianza de los alevinos y peces en semi-cautiverio en la laguna hasta lograr su comercialización a nivel local. Con esta iniciativa, los piscicultores de Aricota buscan conservar la biodiversidad nativa de la zona, aprovechar el potencial gastronómico y nutricional de estas especies y mejorar sus medios de vida, a través de la comercialización.

Este es uno de los 30 proyectos que el PPD ha seleccionado en el Sur Andino y que apoyará hasta el 2020, como parte de su sexta fase operativa. De acuerdo a Manuel Mavila, Coordinador Nacional del PPD en Perú, este proyecto está enfocado en la conservación y uso sostenible de la biodiversidad nativa y responde a intereses y prioridades locales. “El PPD proporciona asesoría técnica y acompañamiento para empoderar para a las comunidades a que lideren su propio desarrollo sostenible, mejorando así sus medios de vida, su economía y por el ende el medio ambiente”, manifestó.

De esta forma, el PNUD continúa trabajando con comunidades locales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en los territorios más vulnerables.

“Mi mayor motivación es rescatar todo esto que se está perdiendo. Si lo logramos, va a cambiar nuestra vida, vamos a tener más ingresos, más salud y progreso en nuestra comunidad”
afirma Henry Parihuana, líder de la iniciativa.

COMPARTIR
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Más NOTICIAS